Un aparato que podemos ver en las tiendas y restaurantes mas a menudo

La noticia del cambio del billete de cincuenta euros ha creado aún más controversia entre todos los ciudadanos, la verdad que quienes dicen que ahora el engaño va a ser mayor no se equivoca demasiado. Aunque los expertos digan que será más difícil de falsificar hay gente por ahí con mucha idea que saca la fórmula en menos que haya cantado un gallo, es normal que entre la gente se genere miedo e inseguridad sobre todo cuando se trata de su dinero. Como todos sabemos no es que lo tengamos a manos llenas, más bien escasea y lo que menos esperamos es que cualquier cara dura nos dé un billete que no vale para nada. Como podemos observar hoy en día en cualquier tienda podemos ver como en el mostrador al lado de la caja tienen un detector de billetes falsos de esa manera intentan evitar que les pueda nadie colar un billete que solo podrán desechar.

Sin ir más lejos los otros días por el cumpleaños de mi marido fuimos a comer a burguer King, la verdad que a las niñas les encanta y una vez al año a nadie le hace daño. Cuando llegamos para no variar había gran cantidad de gente y no solo en el mostrador sino que también en ventanilla para la gente que prefiere recogerlo y llevárselo a casa. La verdad que se veía como las muchachas no daban abasto, me parece que la gente que no quiere hacer nada bueno espera el momento ideal para poder llevarlo a cabo y creo que para estas personas que entraron esa tarde allí el que las chicas estuvieran desbordadas les vino muy bien, por lo menos hicieron el intento aunque no les saliera del todo bien.

Estaban justo delante de nosotros y empezaron a pedir su menú, la verdad que no pidieron mucho. Era una pareja joven y la chica sacó su monedero del bolso, me di cuenta que lo que hacía era intentar entretener a la chica que la atendía como desviando su atención, cuando cogió el billete la chica lo iba a meter directamente en la caja cuando se dio cuenta y lo pasó por el detector, por supuesto enseguida la máquina detectó que era falso, y tuvieron que pagar con tarjeta. Sin duda iban a ver si lo podían colar de una manera muy descarada, por suerte con estas máquinas no lograron su objetivo espero por el bien de todos que siga siendo así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *