TENER UNA IMPRESORA EN CASA

Tener una impresora en casa puede facilitarnos mucho la vida. Todos hemos pasado por la situación de que necesitamos imprimir un documento en un momento preciso para poder realizar unas gestiones y no queremos o no podemos desplazarnos hasta una copistería para que nos hagan una copia.

Pero tener una impresora en casa no sólo tiene la tarea de asegurar una línea de abastecimiento de tintas de impresoras baratas sino que también da una buena serie de problemas.

El documental de la obsolescencia programa da no mejoró nuestra opinión sobre este tipo de dispositivos, ahora ya sabemos que todos los aparatos electrónicos tienen grabados en su programación el tiempo de vida que tienen y las impresoras son un ejemplo de ello, a no ser que compres una impresora muy buena.

La impresora es un periférico que va conectado a nuestro ordenador y uno de los principales problemas que tiene es que tiende a perder la configuración de los drivers con gran facilidad. Entre otros problemas que tienen estos dispositivos está el de la tinta, cuando compras una impresora nueva te viene con 2 cartuchos de tinta pero no suelen venir llenos, vienen más bien por la mitad con lo que se vaciarán muy rápido y tendrás que comprar cartuchos nuevos. Los cartuchos de impresora son tan caros o más como la impresora que has comprado por lo que lo que rellenar el cartucho o comprar cartuchos de tinta de marca blanca es una buena opción para ahorrar en tinta. Hay que tener también en cuenta que si no usas tu impresora en mucho tiempo los cartuchos de tinta pueden secarse por lo que tendrás que comprar cartuchos de tinta nuevos.

¿POR QUÉ COMPRAR UN CARTUCHO DE MARCA BLANCA?

Hay mucha gente que se resiste a comprar cartuchos de marca de marca blanca porque piensan que no van a  ser tan buenos como los originales pero la verdad es que lo son. Los cartuchos de tinta de marca blanca son perfectamente compatibles y son hasta un 70% más baratos que los cartuchos de tinta de marca. Todo esto desemboca en que una gran mayoría de los usuarios que disponen de impresora en casa (se estima que un 61%) prefieren comprar cartuchos rellenables o de marca blanca antes que los propios de la marca.

Desde la aparición de estas marcas blancas los clientes de este tipo de productos ya no se encuentran cautivos de las grandes marcas y experimentan con opciones más baratas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *